La oración – Una conversación con el Padre celestial

Como hijos de Dios, nacidos de nuevo por el poder de Su Espíritu, somos llamados a la comunión con el Padre a través de la oración. La oración es simplemente una conversación con nuestro Padre Celestial. Es una oportunidad para entregar a Él las cargas de nuestros corazones y disfrutar de la presencia de Jesús. A través de la oración, podemos ir más allá de nuestras limitaciones y entrar en la presencia del Creador Todopoderoso del universo para presentar todas nuestras preocupaciones y recibir respuestas a nuestras peticiones. ¡Es uno de los privilegios más extraordinarios dados a la humanidad!

Por medio de la oración recibimos orientación, aliento y fuerza espiritual para las batallas de la vida. La oración nos hace crecer en amor, intimidad y comprensión de Su plan y propósito para nosotros. Es una oportunidad para rendirse a Dios, ejercer fe y cosechar esperanza. Cuando oramos, abandonamos nuestro orgullo y afirmamos nuestra dependencia en la providencia y en el cuidado de Dios.

La oración es para la vida cristiana lo que la respiración es para el cuerpo humano.

Para orar, no es necesario aprender palabras complicadas o tomar cierta postura corporal. De hecho, cuanto más sincera su oración, mejor. Aquí hay algunos principios que le ayudarán a disfrutar de una vida coherente y rica de oración:

Siempre ore en el nombre de Jesús. La razón por la que podemos llegar confiadamente delante de Dios en oración es el sacrificio de Jesús en la cruz. Él nos dio acceso al Padre y ningún otro mediador es necesario. En el nombre de Jesús, uno puede hablar directamente con el Padre, y Él escuchará.

Alabe y adore a Dios. La mejor manera de empezar a orar es alabando y adorando a Dios por lo que Él ha hecho y por quién Él es. Usted puede cantarle una canción o simplemente decirle lo mucho que lo ama.

Confiese sus pecados y reciba el perdón. Cuando ore, examine su corazón y entregue a Dios sus problemas y luchas. Él está siempre dispuesto a perdonar sus pecados y ayudarle a superar las tentaciones.

Presente sus necesidades y las necesidades de otros. Al pedir a Dios lo que necesitamos, expresamos nuestra confianza en Él. Ore también por otras personas. Orar por otros le protegerá contra el egoísmo y le hará un canal de bendiciones en la tierra. Las personas egoístas no tienen tiempo para orar por otros.

Ore frecuentemente. La oración debe convertirse en un estilo de vida. Es importante reservar un tiempo especial para orar todos los días, pero aproveche también todas las oportunidades para tener comunión con Dios. Usted puede orar mientras conduce, trabaja o cuida de sus negocios.

Ore con fe. Fe es la confianza en que Dios cumplirá Sus promesas. La fe conecta la provisión milagrosa en los cielos con las necesidades aquí en la tierra. Cuando uno ora, tiene la expectativa de recibir una respuesta de Dios.

Él responderá de acuerdo a Su voluntad. Servimos a un Padre amoroso que se alegra en bendecir a sus hijos con regalos preciosos. La oración, sin embargo, no es una manera de obligar a Dios a satisfacer nuestros deseos egoístas. Dios puede responder «no» a sus oraciones o decidir que aún no es el momento para que usted reciba su pedido. La oración es también una oportunidad para renunciar a nuestras ideas y deseos egoístas para conocer la voluntad de Dios.

Fuente: Devocional Nueva Vida en Cristo

Un Niño Nacido…

“Nos ha nacido un niño, Dios nos ha dado un hijo: a ese niño se le ha dado el poder de gobernar; y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios invencible, Padre eterno, Príncipe de paz.” (Isaías 9:6)

 

El contexto de la historia dice que esta profecía fue escrita cuando el pueblo estaba en guerra… Samaria y Siria se unieron para invadir a Judá. En la actualizada este mensaje se hace más vigente, vivimos en un mundo todavía asolado, resultado del pecado del hombre.

La historia relata que Jesús: nació en un establo, Su madre lo envolvió y metió en un pesebre, porque no hubo lugar para ellos.

Pero no era sólo un niño. ¡Era también un hijo – el Hijo de Dios! que “de tal manera amó al mundo…”

Y tan hermosa como es la historia de Navidad, es la esperanza “dada” por este niño que de grande, murió en la Cruz, por nuestros pecados.

 

Hoy estas fechas son la excusa para: hacer fiesta y emborracharse, pasar la noche en bailes, en lugar de adorar y celebrar a Dios por el regalo de Navidad.

¿De qué manera has estado celebrando la Navidad en años pasados? ¿Con luces? ¿Con fuegos artificiales? ¿Con fiestas? ¿Cenas, Bebidas?

Quiero decirte que nada de esto se dio en la noche en que Jesús nació. Lo que si resplandeció aquella noche fue la luz de Jesús para salvación a la humanidad.

Algo que los pastores de Belén entendieron muy bien al recibir el mensaje de los ángeles: “Ha nacido un Salvador que traerá Paz, porque es su buena voluntad”.

 

Permita que en su vida se celebre la verdadera expresión de la Navidad: “Jesús Naciendo en su Corazón”

Esta puede ser una Navidad especial, tan solo hay que dejar que Jesús nazca en el corazón, no permitiendo que regalos, cenas, celebraciones vuelvan a dejar a Jesús sin un lugar para Él.

 

¡Dios le Bendiga!

Los Dones Espirituales

Los Dones Espirituales

Por lo general el tema de los dones espirituales siempre trae consigo una serie de controversias sobre diferentes aspectos, por ejemplo: ¿cuántos dones tengo en realidad o cuántos debería tener? ¿Es correcto anhelar otros dones que no tengo? ¿Cuáles dones están vigentes hoy? ¿Qué de los excesos de hoy en cuanto a la práctica de los dones en el culto cristiano? ¿Tiene la Biblia respuesta para las dudas de hoy en cuanto a los dones espirituales?

“Todo lo que es bueno y perfecto desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.”
Santiago 1:17 NTV

Desde el momento en que fuimos salvos también hemos sido capacitados con habilidades que antes no poseíamos y que la Escritura llama “dones espirituales”. La Iglesia de Cristo, como organismo necesita de estos dones para el desarrollo de la misma; el Cuerpo de Cristo, su Iglesia, crece, se nutre y es edificada cuando sus miembros ejercitan sus dones espirituales.

El Nuevo Testamento enumera 21 dones. Sin embargo, la mayoría de los estudiosos de la Biblia convienen en una lista de solamente 18.

No debemos confundir el fruto del Espíritu (que es dado a todos los cristianos) con el(los) Don Espiritual.

 

¿Qué son los dones espirituales?

Muchos cristianos creen saber mucho acerca de los dones, pero el asunto es que a pocos se les ve desarrollándolos…

Muchos para facilitarse la vida dicen: “Oh mi don espiritual es el de servicio” Pero ¿Realmente casi todos tienen el mismo don espiritual?

La palabra “don” proviene de la “transliteración de la palabra griega charis, que significa don, regalo, gracia, favor, poder, oficio, misión”.

 

¿Qué es un don espiritual? “La capacitación que el Espíritu Santo da en su soberana voluntad para que el creyente salvo conviva, edifique y ejerza el ministerio en el cuerpo de Cristo, es decir la iglesia local.”

Podemos decir también que un don espiritual es un atributo especial que el Espíritu Santo da a cada miembro del Cuerpo de Cristo, según la gracia de Dios, para usarlo dentro del contexto de Su Cuerpo.

Otra definición sería que don espiritual es una capacidad dinámica activa y espiritual dada por Dios a cada creyente para provecho de la iglesia en unidad y para la gloria de Dios.

 

La palabra don espiritual proviene de dos palabras griegas: carisma pneumatikvn (carisma– Romanos 1:11). Carisma proviene de otra palabra griega: kariV (caris) que significa gracia. Un don espiritual es un regalo que Dios da a sus hijos, según el Espíritu Santo quiere y reparte (1 Corintios 12:11; 1 Pedro 4:10)

Claro que podemos dar una mejor descripción y conceptualización, pero vamos a hacerlo sencillo:

  • En 1ra Corintios 12:11 y 18. El Espíritu Santo es quién lo da. “Cómo Él quiere”
  • Es para capacitar al creyente. 1ra. Corintios 12:7 “para provecho”
  • Es para el funcionamiento del cuerpo de Cristo. Efesios 4:11-16 dice la razón: “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”

¿Cuál es la “obra del ministerio”?: al leer todo el contexto tenemos la respuesta, es: Salvar y edificar almas, es decir cumplir integralmente la Gran Comisión.

 

¿Don o Talento?

Un don espiritual es una capacidad dada por el Espíritu Santo al creyente que lo habilita para desarrollar una tarea específica con un objetivo específico dentro del Cuerpo de Cristo (la iglesia).

Un talento es la habilidad natural, ya sea innata o aprendida que cualquier persona puede ejercer en cualquier momento para beneficio de terceros y el suyo propio.

Los inconversos tienen talentos, no dones espirituales. Un don espiritual es dado por el Espíritu Santo cuando se nace de nuevo en Cristo Jesús.

 

¿Cómo descubrir tu o tus dones espirituales?

El Señor da más de un don, pero hay algunas cosas que se tienen que conjugar.

  1. Tienes que ser nacido de nuevo, aunque seas un evangélico muy activo, o un cristiano muy emocionado y conservador; si no has nacido de nuevo jamás veras un don espiritual. Aunque la música sea muy emotiva, la predica te saque lágrimas y la oración te haga tirarte al suelo. Debes ser auténticamente nacido de nuevo. Todo lo demás es manifestación emocionalista o hasta diabólica. Referencia: Juan 3:3; 1ª Juan 2:6; Mateo 7:21-23.
  2. Tienes que sujetarte al Espíritu Santo. Ríndete a su Voluntad y Señorío y deja de hacer las cosas en tus fuerzas. Juan 16:13-14 debes dejar que Cristo sea glorificado en tu vida a través del Santo Espíritu de nuestro Dios.

 

Examinando los Dones Espirituales

Pablo se vio en la necesidad de escribir sobre este tema a la iglesia de Corinto. En esta iglesia estaban sucediendo cosas sorprendentes por medio del Espíritu Santo. Pero en una era de éxtasis y entusiasmo, puede haber una excitación histérica, autoengaño y errores fatales (junto a hechos verdaderos) y por eso Pablo dedica tres (3) capítulos para hablar sobre las verdaderas manifestaciones del Espíritu Santo.

 

¿Cuál es el Propósito de los Dones Espirituales? (Efesios 4:12)

  1. Perfeccionar a los Santos (v.12a):

Perfeccionar = katartismoV (catartimós) = equipar.

Ministerio = diakoniaV (diaconías) = servicio.

La idea es que Cristo ha constituido en la iglesia diferentes ministerios para equipar a los cristianos para un trabajo, cuyo objetivo es edificar el Cuerpo de Cristo.

  1. Edificar el Cuerpo de Cristo (v.12b):

Edificar = oikodomhn (oikódomen) = progreso que se ve al levantar un edificio.

Es importante la edificación (fortalece), Pablo la menciona varias veces (Romanos 14:19; 15:2; 1 Corintios 14:3, 12,26)

  1. El Tercer Propósito de Divide Tres Partes (v.13):
    1. Llegar a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios (Filipenses 3:8,10; Colosenses 2:2,3)
    2. Llegar a la estatura de un varón perfecto (teleioV = (teléios – maduro)
    3. Llegar a la estatura de la plenitud de Cristo (Romanos 8:29; Gálatas 2:20;4:19)

 

¿Cuáles son los Dones Espirituales?

En el Nuevo Testamento se encuentran cuatro pasajes donde se hace una relación de dones espirituales. Dichas listas no son idénticas pero se complementan entre sí, dando un criterio más amplio de cuantos dones espirituales hay.

 

Lista Uno, siete dones, Romanos 12: 6-8:

Profecía Exhortación Misericordia (compasión)
Servicio Dar (repartir)
Enseñanza Dirigir (presidir)


Lista Dos, catorce dones, 1 Corintios 12:8-10 y 28:

Palabra de sabiduría Profecía Apóstol
Conocimiento (palabra de ciencia) Discernimiento de espíritus Maestro
Fe Diversos géneros de lenguas ayuda y
Sanidades Interpretación de lenguas Administración
Milagros


Lista Tres, cuatro dones, Efesios 4:11:

Apóstol Profeta Evangelista Pastor-Maestro


Lista Cuatro, dos dones, 1 Pedro 4:11:

Hablar (palabras de Dios) Ministrar (servicio).

 

Haciéndose un resumen podemos concluir que son dieciocho dones.

Apostolado Lenguas Misericordia (compasión)
Profecía Interpretación de lenguas Evangelista
Conocimiento (palabra de ciencia) Fe Administración o dirigir (presidir)
Discernimiento de espíritus Palabra de sabiduría Exhortación
Milagros Servicio o ayuda Enseñanza o maestro
Sanidades Dar (repartir) Pastor-maestro

 

“Los dones no prueban nada acerca del poseedor de ellos, ni que son bautizados por el Espíritu Santo o que él mismo tenga mérito especial. Los dones, simplemente prueban que Dios está dotando por su gracia a la iglesia para todas y cada una de las tareas o labores que tiene que hacer”. Kenneth S. Hemphill

 

Definición, Explicación y Ejemplos de los [algunos] Dones Espirituales

  • Palabra de Sabiduría (Consejos sabios): (logoV sojiaV = logos sofías)

Es la capacidad para saber cómo manejar una situación dada. Capacidad de saber cómo llegar al fondo de un problema rápidamente. Ejemplo: Hechos 6:2-4; 15:19-21; 1 Reyes 3:16-28

  • Palabra de Ciencia (Conocimiento): (logoV gnwseoV = logos gnóseos)

Tener conocimiento (ciencia) es percibir, comprender las cosas. Es un don que trae iluminación sobrenatural. El conocimiento comprende discernimiento. Por medio del don de ciencia (conocimiento) se adquiere la información, el descubrimiento de la verdad. Ejemplos: Hechos 5:1-11; Juan 4:16-19; 2 Reyes 5:15, 16, 19-27; 2 Samuel 12:1-4

  • FE: (pistiV = pístis)

La fe, como un don, es diferente a la fe que salva y a la fe que es fruto del Espíritu Santo. Es la facultad especial de confiar en Dios, aun en circunstancias cuando todo parece estar en contra de uno. Es la capacidad de aferrarse a Dios en oración, rogando por una petición particular. Es la confianza de haber percibido la voluntad de Dios que lo capacita a uno para actuar como si el hecho hubiese ocurrido ya. Ejemplos: 1 Reyes 18:30-46; Hebreos 11

NOTA: Es obvio el por qué este don es mencionado junto con los de sanidad y hacer milagros. No se puede sanar en el nombre de Jesús o echar fuera demonios, si no se ejerce una fe profunda en Dios.

  • Sanidades: (carismata iamatwn = carísmata jiámaton)

Capacidad que Dios da para servir como intermediarios humanos, a través de los cuales, Él se complace en curar la enfermedad y restaurar la salud, aparte del uso de los medios naturales.

Tanto en el griego, como en la traducción al español, dones de sanidades está en plural, por eso hay quienes consideran que por ello existe una variedad de formas de este don. Por ejemplo: Felipe sanaba cojos y paralíticos (Hechos 8:7)

La persona con el don de sanidad no puede manipular a Dios. No tiene el poder de vaciar los hospitales, a menos que Dios decida hacerlo por medio de ellos. A veces la enfermedad es parte del plan de Dios y El la permite (2 Corintios 12:7-9; 1 Timoteo 5:23; Hechos 19:11,12).

Si no hay fe la curación no ocurre (Mateo 17:14-20)

  • Hacer Milagros: (poivn dunamiV = poión dúnamis)

Milagros es el plural de la palabra poder. En otras palabras en un Hecho de poder grandioso, sobrenatural, que van más allá de lo que se pueda hacer humanamente. Es la suspensión sobrenatural de una ley natural. Ejemplo: Josué 10:12-14; 2 Reyes 6:1-7; Hechos 8:39; 9:40; 13:9-11; 16:16-18; 28:3-5

  • Profecía: (prjhthV = profetés)

Profeta es el que habla en lugar de otro, el que declara. La Biblia enseña que el profeta:

* Habla para los incrédulos (1 Corintios 14:24,25)

* Habla para los creyentes (1 Corintios 14:22)

El propósito de este don es fortalecer, animar y consolar a otros. El que dice una palabra de profecía fortalece a toda la iglesia (1 Corintios 14:3,4)

  • Discernimiento de Espíritus: (diakriseiV = diakríseis)

Capacidad que Dios da para saber con certeza si ciertas clases de conducta (que se dicen ser procedentes de Dios) son en realidad divinas, humanas o satánicas.

La palabra griega diakríseis significa juzgar a través de. Este don sigue al de profecía y algunos creen que es usado para saber cuándo es verdadero el profeta.

A la luz de pasajes como 1 Juan 4:1; 1 Timoteo 4:1; 1 Tesalonicenses 5:20,21; vemos la necesidad de este don para desenmascarar al falso profeta y combatir sus enseñanzas (Hechos 5:3; 8:20-23; 13:8-12; 16:16-18)

Este Don puede operar en varios niveles:

* Conocer qué actos que parecen buenos, son en realidad la obra de Satanás.
* Discernir cuándo una persona hace algo por motivos piadosos o carnales.*
* Habilidad sobrenatural de distinguir la verdad del error, aun cuando los motivos parecen rectos.*

Estos dos últimos implican una especie de juicio muy delicado y deben ir acompañados de una medida extra del fruto del Espíritu Santo si han de ser de ayuda para el Cuerpo (Gálatas 6:1)

  • Diversos Géneros de Lenguas: (glwsaV = glosas)

Capacidad especial dada por Dios a ciertos miembros del Cuerpo de Cristo para:

* Hablar un idioma que nunca han aprendido.
* Recibir y comunicar un mensaje inmediato de Dios a Su pueblo, por medio de una declaración divinamente ungida, en un lenguaje que nunca han aprendido.

La primera variedad del don de lenguas la denominan los estudiosos lenguas privadas. Estas NO tienen interpretación y NO DEBEN SER USADAS EN LA IGLESIA (1 Corintios 14:28). La segunda variedad la denominan lenguas públicas y se pueden ejercer en la iglesia SI HAY UN INTERPRETE (1 Corintios 14:28)

Algunos creen que TODOS deben hablar en lenguas, pero el Apóstol Pablo fue muy claro al escribir en 1 Corintios 12:28-30:

“A continuación hay algunas de las partes que Dios ha designado para la iglesia: en primer lugar, los apóstoles; en segundo lugar, los profetas; en tercer lugar, los maestros; luego los que hacen milagros, los que tienen el don de sanidad, los que pueden ayudar a otros, los que tienen el don de liderazgo, los que hablan en idiomas desconocidos. ¿Acaso somos todos apóstoles? ¿Somos todos profetas? ¿Somos todos maestros? ¿Tenemos todos el poder de hacer milagros? ¿Tenemos todos el don de sanidad? ¿Tenemos todos la capacidad de hablar en idiomas desconocidos? ¿Tenemos todos la capacidad de interpretar idiomas desconocidos? ¡Por supuesto que no!

  • Interpretación de Lenguas: (ermhneuw glwsaV = jermeneúo glósas)

Capacidad de dar a conocer, en el lenguaje de aquel que habla en lenguas.

  • Maestros (Enseñanza): (didaskaloV = didáskalos)

Capacidad especial que Dios da a ciertos miembros del Cuerpo de Cristo para comunicar información, de tal manera que otros aprendan. Puede ser por medio de la predicación. La enseñanza implica una ocupación regular y tiempo dedicado al estudio y a la preparación.

Ser maestro es una gran responsabilidad (Santiago 3:1) Algunos ejemplos: Hechos 13:1; 15:35; 18:26; Colosenses 3:15; 2 Timoteo 2:2.

La Biblia nos enseña también que hay falsos maestros (Mateo 15:14; 2 Pedro 2:1-3)

  • Los que Administran (Liderazgo): (kubernhseiV = kubernéseis)

Capacidad que Dios da para entender claramente los objetivos de la iglesia, diseñar y ejecutar planes específicos para alcanzar esos objetivos. La palabra griega kuberneseis se aplicaba al que guiaba la embarcación (el timonel) y la hacía llegar a su destino sin problemas.

Se puede traducir también como gobernar o presidir. Ejemplo: 1 Tesalonicenses 5:12; 1 Timoteo 3:4, 5,12; 5:17

  • Pastores: (poimhnhV = poiménes)

Habilidad especial que Dios da para asumir la responsabilidad personal de un grupo de creyentes para su bienestar espiritual. El pastor es la persona responsable de:

* Alimentar (Juan 10:9; 1 Corintios 3:2)
* Dirigir (Salmo 23:3b; Juan 10:3,4)
* Proteger (Salmo 23:4; Juan 10:11-15)
* Restaurar (Salmo 23:3a; Ezequiel 34:4)

  • Servicio: (diakoniaV (diaconías) = ministerios)

Tiene el sentido de función, oficio, servicio. Aquí entran los dones llamados ministeriales, tales como: apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro, que se mencionan en Efesios 4:11. Algunos ejemplos: Hechos 1:17; 20:24; 21:19; 1 Timoteo 1:12. El don de ayuda va dirigido más específicamente a una persona, pero el don de servicio hacia un grupo (aquí radica la diferencia entre estos dos dones)

  • Exhortación: (paraklesiV = paraklésis)

Significa “uno llamado al lado para ayudar”. Capacidad especial que Dios ha dado a algunos para que impartan palabras de confortación, consuelo, ánimo y consejo a otros miembros del Cuerpo de Cristo, con el propósito de ayudarlos.

Se puede manifestar de dos maneras:

* Por medio de la predicación o la enseñanza.
* Persona a persona.

El ejemplo más destacado es el de Bernabé (Hechos 4:36) Hasta su nombre nos describe su carácter (Bernabé = hijo de consolación) Fue él quien tomó bajo su cuidado a Pablo cuando los otros apóstoles dudaban de su conversión (Hechos 9:26,27) Fue él quien vio el potencial de Juan Marcos, y lo recogió cuando Pablo lo había rechazado (Hechos 15:36-39).

 

¿Cómo reconocer nuestros Dones Espirituales?

No hay ningún capítulo en la Biblia que trate sobre descubrir los dones espirituales. La Biblia no dice “sigan estos pasos para descubrir sus dones espirituales”. Pero esto no es un obstáculo para establecer procedimientos prácticos para conocer y hacer la voluntad de Dios.

Hay cuatro requisitos que deben caracterizar la vida del cristiano para descubrir un Don Espiritual; si uno de ellos es puesto de lado, será imposible descubrir sus dones:

  1. Debe ser Cristiano: Los Dones Espirituales son dados solamente a los miembros del Cuerpo de Cristo.
  2. Debe creer que existen los Dones Espirituales: Dios nos ha dado por lo menos un don espiritual (2 Timoteo 1:6)
  3. Debe estar Dispuesto a trabajar: Debemos asegurarnos que estamos dispuestos a hacer uso del don que Dios nos haya dado para la gloria y honra de Su nombre.
  4. Debemos Orar: Antes, durante y después del proceso de los pasos para descubrir sus dones tiene que orar (Santiago 1:5).

 

Cumplidos estos prerrequisitos, estamos listos para enumerar los pasos para descubrir sus dones espirituales:

  1. Conocer sobre los Dones Espirituales

Hay cinco formas para realizar este primer paso:

  • Estudie la Biblia para conocer los dones y los ejemplos que haya de cómo se manifiestan.
  • Aprenda cuál es la posición de su iglesia en cuanto a los dones.
  • Lea todo lo que pueda sobre los dones espirituales.
  • Converse con personas que los hayan descubierto.
  • Hable (o testifique) de cómo está usando sus dones, con el fin de estimular a otros a descubrirlos y usarlos también.

 

  1. Experimente con los que cree tener:

Por ejemplo, Ud. no sabrá nunca que tiene talento para escribir poesía si nunca lo intenta. Puede comenzar mirando las necesidades a su alrededor y vea si puede hacer algo sobre ellas. Esté disponible para cualquier tarea que se le pueda pedir (y hágala bajo oración). Si se da cuenta que no tiene algún don táchelo de su lista.

 

  1. Examine sus Sentimientos:

Dios entiende nuestros sentimientos perfectamente. Él sabe que si nos gusta una tarea que estamos haciendo, la haremos mejor que si no nos gustara. Así que parte del plan de Dios es darnos un don espiritual que haga juego con nuestros sentimientos, de tal manera que, al usarlos, disfrutemos. Es por eso que Dios se reserva el asignarnos los dones (Romanos 12:3; 1 Corintios 12:11; 1 Pedro 4:10). Lo normal es que el cristiano se sienta bien en el trabajo que hace, porque ha descubierto que es el don espiritual que Dios le ha dado.

 

  1. Evalúe su Eficacia:

Como los dones tienen un propósito, es adecuado esperar que den resultado. Si experimenta con un don y encuentra que lo que espera no sucede, es probable que haya descubierto uno de los dones que Dios no le ha dado. Cuando los verdaderos dones están operando, lo que debe suceder sucede.

 

  1. Esperar la Confirmación del Cuerpo:

En muchos aspectos este paso es el más importante de todos. Si cree que tiene un don espiritual y está tratando de ejercerlo, pero nadie en su iglesia cree que lo tiene, probablemente no lo tiene. Si está experimentando con aconsejar y después de cierto tiempo se da cuenta que nadie le busca para que le aconseje, tiene buenas razones para dudar de que posee este don espiritual.

Los dones son dados para ser usados en el contexto del Cuerpo. Es necesario, pues, que otros miembros del Cuerpo digan la palabra final para confirmar su don.

 

Si usted recibe algo de parte de Dios y, debido a ello y por medio de ello, todos se benefician, entonces puede alegar que ese don es prueba del Espíritu Santo en su vida.

 

Manifestaciones Actuales de Dones Espirituales:

La iglesia de Jesucristo en la actualidad es rica en manifestaciones espirituales de todo tipo. Basta visitar algunas iglesias carismáticas, pentecostales o neo-pentecostales, o simplemente presenciar canales de Televisión auspiciados por tale-iglesias, para apreciar una diversidad de manifestaciones bajo la supuesta cobertura del Espíritu Santo. No es extraño hoy oír de profecías de prosperidad, anuncios apostólicos, caídas por la presencia del Espíritu Santo… De autonombrados [autoproclamados] profetas que les gusta ver a la “masa” tirados a sus pies haciendo alarde de tener una “unción especial” de Dios.

Ante tales manifestaciones surgen algunas preguntas, ¿es cierto que están vigentes todos los dones hoy? ¿Cuál sería un criterio certero para discernir cuando un don está vigente o no? ¿Qué de ciertos dones que no se mencionan en la Biblia como la risa y borrachera espiritual? ¿La forma en que se están usando los dones hoy cumple el propósito original establecido en el Nuevo Testamento? ¿Podemos usar la Biblia para evaluar las manifestaciones actuales de los dones o nos tenemos que limitar a la tradición y la experiencia cúltica de la iglesia?

Tomemos como base 1 Corintios 14 para establecer un puente para evaluar y considerar las manifestaciones actuales de los dones.

En este capítulo vemos que en el culto en la iglesia de Corinto había ciertos desórdenes. ¿Será Corinto la única o hay otras iglesias que pasan por lo mismo?

 

Manifestaciones Actuales

Al hacer un análisis objetivo y minucioso del Nuevo Testamento, especialmente de las epístolas, hay que considerar la escasa evidencia a favor de la tesis que no todos los dones espirituales están vigentes. Pero “el hecho de que no exista un solo texto claro y específico que trate la cuestión de la vigencia no significa que no sea posible llegar a una conclusión al respecto”.

En el estudio de la palabra de Dios hay que tener la sabiduría necesaria bajo la guía del Espíritu para hacer una distinción clara entre pasajes que hablan de hechos ocasionales y los que transmiten un principio o norma permanente.

Lo cierto es que en nuestros días, considerablemente en el ámbito evangélico, el énfasis en la vida cristiana está más enfocado en las experiencias, a tal punto que se han convertido en indicadores de espiritualidad, madurez y comunión con Dios.

“Existe un afán por lo subjetivo y por las experiencias sobrenaturales, y muy poco aprecio e interés por la objetividad de la doctrina bíblica”. Jaime Fasold

 

Se quiere enfatizar, que la Palabra de Dios es nuestra fuente de autoridad máxima bajo la cual debe depender toda evaluación o criterio de nuestra teología y práctica cristiana. Una verdad, desde la perspectiva humana, puede que tenga varias aplicaciones para diferentes personas, pero “la verdad de Dios es única y objetiva. La Palabra de Dios debe interpretar la experiencia, no la experiencia las Escrituras”.

 

Hablar en Lenguas

En el Nuevo Testamento aparece unas 30 veces el concepto de hablar en lenguas. En los evangelios sólo se mencionan en Marcos 16:17, identificándolas como “señales”. Las lenguas aparecen tres veces en el libro de Hechos (2:4-13; 10:46; 19:6) y 25 veces en 1 Corintios. Pero en el resto de las epístolas y Apocalipsis no se mencionan. 1 Corintios 14:4 emplea el uso privado de las lenguas para edificación propia.

Según estudiosos de las escrituras, la forma en que se manifiesta en el Nuevo Testamento “el hablar en lenguas” no se referirían a lenguas sobrenaturales, sino a idiomas humanos, es decir, lenguajes extranjeros o extraños a los oyentes.

En 1 Corintios 14:21-22, se afirma claramente que las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos. Por lo cual, se concluye que técnicamente el uso de “este don no ocupaba ningún lugar dentro de la iglesia; no tenía como objeto ministrar a los creyentes dentro de la iglesia, sino servir fuera de ella como un apoyo al ministerio evangelístico a los judíos”.

James Garret dice que “se ha considerado que el Pentecostés provee una “dote lingüística”, de naturaleza sobrenatural y de duración temporaria, para facilitar la evangelización por parte de los apóstoles”.

El desarrollo de este don, en cierta medida, está relacionado o se contrasta en el Nuevo Testamento con el don de profecía para enfatizar las funciones o manifestaciones de cada uno por separado. El don de lenguas era con el fin de evangelismo, mientras que la profecía era para edificación y exhortación de los creyentes en Cristo.

Pablo, en 1 Corintios 14:5, sugiere que procuren dones que se prestaran más para la edificación de la iglesia (como el don de profecía) en comparación con aquellos que eran más espectaculares pero menos edificantes (como el don de lenguas). En este sentido “la primera preocupación de Pablo no fue simplemente exaltar la profecía, sino dirigir el celo de ellos para que todos usaran sus dones para la meta de la edificación”.

Este don es parte de la riqueza de dones que operan por medio de la multitud de creyentes a través de aquel único Espíritu Santo.

Si bien podríamos hacer un paralelos entre Hechos y 1 Corintios 14, el propósito en 1 Corintios 14 es como un don manifestado en la iglesia y que necesita interpretación para lograr la edificación.

Por medio de este don hablamos a Dios, se logra establecer comunicación.

Por medio de este don hablamos misterios, lo que para Pablo siempre tiene el significado de verdad espiritual (1 Corintios 14:2). La palabra griega significa claramente idiomas no meras sílabas sin sentido.

 

Interpretación de Lenguas

La interpretación se toma por lo general como la entrega del significado o contenido esencial de la expresión en lenguas. Traducción o interpretación.

No obstante, aun cuando signifique traducción, esto no quiere decir necesariamente que signifique palabra por palabra. La tarea del traductor es poner las palabras con sentido correcto y con buena gramática.

Por cierto que el don no implica que haya algún tipo de conocimiento de idioma por parte del intérprete. Se recibe directamente del Espíritu Santo, y viene en la medida en que uno presta atención al Señor más bien que a las lenguas dadas. Además el don puede venir de varias maneras, “bien sea por visión, por carga, o por sugerencia, según el Señor quiera hacerlo”.

 

El Bautismo del Espíritu Santo

El movimiento Pentecostés y carismático actual afirma que el cristiano debe experimentar un segundo toque de Dios después de su salvación, al que le llaman, “el bautismo del Espíritu Santo”, y que la evidencia de ser bautizado en el Espíritu es el Hablar en lenguas, “tal como sucedió con la iglesia en Hechos 2.”

Hechos 2, en el Pentecostés, la Biblia nunca menciona que los discípulos fueran “bautizados en el Espíritu Santo”.

La razón de asociar “bautismo en el Espíritu Santo” y hablar en lenguas [algunos] lo basan en la declaración de Juan el bautista:

“Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.”
Mateo 3:11 (que también está en Lucas 3:16)

En la mente y uso de los judíos la palabra Fuego puede ser utilizada para significar “poder” o también “juicio”. Por el contexto de lo que dijo Juan el bautista en Mateo 3:12-13 es probable que Juan se refería a que Jesús traería “juicio” (fuego) sobre los injustos.

Como en Hechos 2 se mencionan que se les aparecieron repartidos a los discípulos lenguas como de fuego, entonces asocian la palabra fuego, para decir que este fue el bautismo que hablo Juan. Pero en hechos 2 es probable que el uso de “lenguas de fuego” es para significar “idiomas de poder”.

La palabra lenguas en Hechos 2 en griego es la Palabra “dialektos”. Dios les dio la habilidad sobrenatural de hablar en idiomas que no conocían a través del poder o fuego de Dios.

La Palabra bautismo (baptizo) significa sumergir. O sea que fueron sumergidos en el Espíritu Santo.

Aunque la Biblia nunca le llama al acontecimiento de hablar en lenguas “bautismo”, este texto combinado con  Hechos 1:8, y con Hechos 2:1-13, fue utilizado para enseñar que todo creyente necesita una segunda experiencia, posterior a la salvación por medio de la cual recibe “el bautismo del Espíritu Santo.”

Hechos 1:8 dice: “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

Hechos 2:1-4 “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”

El espíritu Santo no fue enviado para tener experiencias sobrenaturales. La Biblia enseña que el Espíritu Santo fue enviado a la iglesia para darle poder al creyente para ser testigos de Cristo, mientras el convence a los pecadores de su pecado y necesidad de arrepentimiento.

 

La Danza (una pincelada)

La danza es una expresión de alabanza y obediencia a la Palabra de Dios. David danzó ante el Señor con todas las fuerzas (2 Samuel 6:14). La danza fue parte importante de la restauración del tabernáculo de David.

El Señor nos hizo libres para danzar sin complejos ni moldes humanos. Su Palabra nos instruye para comprender que a Dios le agrada que le hagamos fiesta (celebrar y danzar. Éxodo 5:1), que tengamos expresiones efusivas o quietas, según sea el fluir del Espíritu Santo, como danzó María al ser libre del yugo de los egipcios (Éxodo 15:20).

“Entonces la profetisa Miriam, hermana de Aarón, tomó una pandereta, se puso al frente, y todas las mujeres la siguieron, danzando y tocando sus panderetas” (Éxodo 15:20 NTV)

La danza es la expresión física más demostrativa de la alabanza. Requiere el uso de todo el cuerpo, implica abandonar nuestras vergüenza a medida que danzamos ante Dios con nuestra fuerza (Salmos 149: 3, 2 Samuel 6:14).

Momentos y Razones de Expresión de la Danza

  1. Por el gozo de la salvación
    (“Entonces la profetisa Miriam, hermana de Aarón, tomó una pandereta, se puso al frente, y todas las mujeres la siguieron, danzando y tocando sus panderetas” Éxodo 15:20 NTV)
  2. Para recibir a los victoriosos
    (“Cuando el ejército de Israel regresaba triunfante después que David mató al filisteo, mujeres de todas las ciudades de Israel salieron para recibir al rey Saúl. Cantaron y danzaron de alegría con panderetas y címbalos” 1 Samuel 18:6 NTV)
  3. Al ser restaurados o reedificados
    (“Sin embargo, muchos de los sacerdotes, levitas y otros líderes de edad avanzada que habían visto el primer templo lloraron en alta voz al ver los cimientos del nuevo templo. Los demás, en cambio, gritaban de alegría” Esdras 3:12).
  4. Por el regreso de un hijo de Dios (Fiesta por el hijo pródigo. Lucas 15:7, 24-32).
  5. Por haber recibido sanidad (Pedro y Juan sana al mendigo; entró con ellos saltando y alabando a Dios. Hechos 3:1-8).

 

Factores Bíblicos A Tomar En Cuenta Sobre El Don De Lenguas

Lo que la Biblia dice sobre el “don de Lenguas”

  • Las lenguas eran idiomas o dialectos humanos entendibles de diversas naciones (Hechos 2).
  • El don de lenguas es un don espiritual que el Espíritu Santo reparte a quien él quiere; no es para todos.
  • Es el único don que solo edifica al que lo practica, a no ser que haya un intérprete, a pesar de que todos los dones, según la Biblia, fueron dados para edificar a otros.
  • En la práctica de la iglesia deben hablar en una reunión dos o máximo tres y debe haber un intérprete.
  • En la práctica del don de lenguas en la iglesia si no hay intérprete, la persona que habla debe callarse.
  • En la iglesia no deben hablar en lenguas todos al mismo tiempo, y menos aún sin intérprete porque será un obstáculo al evangelio y los inconversos pensaran que en la iglesia están locos.
  • Es preferible profetizar a hablar lenguas (Profetizar no es predecir el futuro sino es hablar algo que edifique, consuele o exhorte; 1ra Corintios 14:3)
  • El don de lenguas es por señal a los no creyentes tal como sucedió en Hechos 2 en donde eran idiomas entendibles.


Lo que la Biblia No dice sobre el don de Lenguas:

  • Ninguna parte de la Biblia dice que el cristiano debe ser “bautizado en el Espíritu Santo”, pero si nos dice que es sellado con el Espíritu Santo al creer y ser salvo (Efesios 1:13).
  • Ninguna parte de la Biblia le llama al hablar en lenguas “bautismo en el Espíritu Santo.”
  • Ninguna parte de la Biblia dice que el creyente en Cristo ya salvo deba recibir al Espíritu Santo (que ya había recibido al principio) por segunda vez.
  • Ninguna parte de la Biblia enseña que las lenguas son la evidencia del Bautismo en el Espíritu Santo.
  • Ninguna parte de la Biblia dice que Dios ha dado el don de lenguas a todos los creyentes.
  • Ninguna parte de la Biblia dice que las lenguas son el don más espiritual ni la marca de la salvación.
  • Ninguna parte de la Biblia dice que las lenguas es el único idioma que el Diablo no puede entender.
  • Ninguna parte de la Biblia dice que el don de lenguas es un lenguaje angelical (1ra Corintios 13:1 no dice que las lenguas son lenguaje angelical).

 

CONCLUSIÓN: Con humildad y agradecimiento, aceptemos el don que Dios nos haya dado y usémoslo al máximo de nuestras posibilidades.

La Importancia del tiempo devocional

El mayor crecimiento espiritual se obtiene por el hábito de la lectura bíblica y tiempo de oración; y no hay sustituto para el tiempo devocional, las personas que Dios utiliza de una forma poderosa, son aquellas que se apropian de la verdad y del poder por medio de la comunión personal.

A continuación te detallo cuatro razones de peso del por qué debemos tener nuestro Tiempo devocional diario:

  1. El Tiempo Devocional es para conocer a Dios por medio de la comunión con el “Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el padre, y con su hijo Jesucristo.” (1 JUAN 1:3).
  2. El tiempo devocional es para recibir dirección en cuanto a nuestras decisiones diarias, y así cumplir su voluntad en nosotros. “Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado; hazme saber el camino por donde ande, porqué a ti he elevado mi alma” (Salmos 143:8).
    “y esta es la confianza que tenemos en él, qué si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.” (1 Juan 5:14).
  3. El tiempo devocional es para llevar nuestras necesidades a Dios y así depender de él. “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” (Filipenses 4:6)
    “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4:16)
  4. El tiempo devocional es para capacitarnos para producir fruto. “Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros os pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mi nada podéis hacer” (Juan 15:4-5 )

El tiempo devocional por la mañana nos provee de un momento al principio del día cuando podemos reconocer nuestra dependencia de Dios; y que Él es suficiente para el resto del día. También nos da un momento apartado para rendirle nuestra voluntad y dedicar así el día a su gloria.

Hay algunos requisitos para un tiempo devocional eficaz que me gustaría compartir contigo:

El primer requisito consiste en Fijar una hora especifica (Salmos 5:3, Salmos 57:7-8), acá el salmista sugiere que sea temprano y en efecto es la mejor recomendación para tener este tiempo especial con Dios, el Segundo requisito consiste en tener un lugar donde podamos estar a Solas con Dios, para una mejor concentración (Mateo 6:6) y para un mayor aprendizaje, Si Dios te da una enseñanza , compártela y vívela con otros hermanos , si te da una exhortación , tal vez haya necesidad de confesar algún pecado NO confesado, para que llegues al arrepentimiento, si Dios te da una corrección, admítela y recibe su corrección para que haya cambio de actitudes y acciones y si te da una instrucción , compromete con él a Cumplir ; según su ayuda .

Fuente: EspecialidadesJuveniles.com